Archivo de la etiqueta: pimiento del piquillo

Bocadillo de pisto y morcilla

¡Qué rica combinación!

¡Qué rica combinación!

Ethel nos envía esta estupenda receta, llena de tradición y con una original presentación. Huevo, patatas, morcilla, pisto, jamón… ¿Qué más se puede pedir?

Ya sabéis, podéis votarla en nuestro álbum del concurso dándole a “me gusta” en facebook. Y si queréis, participad con vuestra propia receta, enviándola a info@porprincipio.com, aquí tenéis toda la información del concurso.

 

Sigue leyendo

Cus-cús versión española

Un plato exótico, pero con aderezo 100% español.

Prueba esto, no puede ser más fácil, pones al fuego una medida de agua y un poquito más –en un cazo, se entiende- y déjalo hasta que esté como un vejete en la sección de lencería de una tienda de moda, en ebullición. Cuando esté en plan geiser lo retiramos del calor y le echamos la misma cantidad de cuscús y lo tapamos, dejándolo reposar cinco minutillos de nada. Se habrá secado y quedará como una pieza que procederemos a desmenuzar –es fácil, no está compacta- con ayuda de un tenedor y un chorrito de aceite de oliva virgen extra no tendrás problemas.

Pica unas aceitunas aloreñas, a las que previamente habrás quitado su ovoide esqueleto, trocea unas berenjenas de almagro y haz lo mismo con unos filetes de anchoa del cantábrico. Por último desmiga la sonrosada carne de una lata de bonito del norte y mézclalos en un bol. Decora con cuadraditos de pimientos de piquillo para darle un toque de color y de sabor. Aliña con aceite de oliva y vinagre de jerez.

De rechupete. Y habrás tardado 10 minutos si eres habilidoso, y 15 si eres un poco manazas…

Los productos de Navarra. El Pimiento del Piquillo de Lodosa

Pimiento del Piquillo de Lodosa

Pimiento del Piquillo de Lodosa

Nos hemos dispuesto a buscar una explicación más o menos convincente del origen del popular dicho “me importa un pimiento”. Las respuestas encontradas han sido mínimas y no nos han convencido, por lo que nos lanzamos a teorizar -que es gratis- que al igual que se han hecho frases con un mismo significado con otros productos muy presentes en América –como el bledo-, también se acuñó ésta como menosprecio hacia los indígenas. Quizá la inquina que parecen tenernos Maduro o Evo Morales venga en parte de las afrentas al pimiento.

Sigue leyendo