Archivo de la etiqueta: legumbres

Garbanzos de Fuentesaúco, buenos quedan dos

 

La condición de “auténtico” o “genuino”  tiene innumerables pros, pero también tiene sus contras. Nos estamos refiriendo al problema surgido con el garbanzo de Fuentesaúco. Un producto al que este término se le adapta como leggins a veinteañera, una leguminosa de gran raigambre que ha conservado plenamente toda su identidad  y cuya desaparición de los estantes de mercados y tiendas nos ha traído por la calle de la amargura a los amantes de la cuchara y la piparra de acompañamiento.

Garbanzos de Fuentesaúco

Garbanzos de Fuentesaúco

 

Sigue leyendo

Etapa 19 Mansilla de las Mulas – León

Ha sido todo una experiencia la etapa nocturna que nos ha llevado a Mansilla de las Mulas. San Lorenzo, como si hubiera visto un lacrimógeno telefilme de esos que ponen en las televisiones a media tarde, se ha comportado como una magnífica plañidera y en la noche de ayer nos ha obsequiado con una lluvia de estrellas que ha sido una auténtica maravilla. También hemos rememorados años “mozos” ya que hemos llegado de madrugada al albergue y hemos tenido que hacer “amanecida” en sus puertas hasta la hora de apertura, eso sí sin la pertinente resaca.

¡¡Por fin en León!!

¡¡Por fin en León!!

 

Sigue leyendo

¿Garbancito dónde estás?

garbanzos

Garbanzos de Fuentesaúco

Hoy venimos al más puro estilo “Cuéntame” y que probablemente compartiremos con bastantes lectores que peinen canas –eso los que aún tengan algo que peinar, claro está-, y vamos a recordar los partidos de chapas. Bueno, más concretamente –y ahora entenderás su relación con esto de los temas del comer- lo que utilizábamos de “esférico oficial”: un buen espécimen de Cicer Arietinum, el garbanzo, el protagonista de hoy.

Indispensable en todas las cocinas, donde ha estado presente desde épocas inmemoriales. Ya en época de los romanos era un producto apreciado que se elaboraba en un tipo de “cocidum” latino junto al famoso garum –salsa o condimentación que hacían con vísceras de pescado fermentadas.
No suena demasiado apetecible ¿verdad?, y aunque durante épocas ha sido cierto indicativo de pobreza y de tosca rusticidad, lo cierto es que es un alimento rico, saludable y de una gran versatilidad. Y como el resto de legumbres, base en la dieta mediterránea, que a veces se nos olvida.

Sigue leyendo