Archivo de la etiqueta: cepas viejas

Dominio de Tares Cepas Viejas, el vino del pueblo

Valoramos enormemente los galardones y premios varios que entregan críticos vinícolas, bodegueros, blogueros especializados, sumilleres y profesionales en cuestiones vinícolas de todo ámbito y calado, pero la verdad es que lo que más nos llega al corazón son los premios que se otorgan a partir del  voto popular. Los consumidores que finalmente encumbran o sepultan según su gusto, influenciados en mayor o menor medida por los antes citados, pero al fin y al cabo quienes tienen el mazo de juez definitivo.

Esta introducción viene a cuento porque la Guía de Vinos OCU 2014, que ha analizado más de 300 referencias acogidas a una cuarentena de Denominaciones de Origen, ha proclamado como el elegido por los consumidores como el mejor vino tinto del año, el espléndido vino de la D.O. Bierzo, Dominio de Tares Cepas Viejas.

Cepas Viejas D.O. Bierzo

Cepas Viejas D.O. Bierzo

Este vino, uno de los referentes de la Denominación de Origen castellano-leonesa, ha estado presente en la oferta de www.porprincipio.com desde los inicios. Un soberbio monovarietal elaborado con uvas mencía provenientes, como bien reza su nombre, de viñedos “sesentones” -maduritos de muy buen ver, a la vista está- de diferentes pagos que se vinifican por separado, haciendo la fermentación maloláctica en barricas nuevas de roble americano, para después unificarse en un venerable envejecimiento en madera durante nueve meses y vestido en botella con porte y estilo. Un proceso que se realiza con meticuloso cuidado y que desemboca en un excelente vino caracterizado por el equilibrio y la elegancia.

Guapo, porque a la vista presenta un atractivo color rojo picota, brillante y bien cubierto. Simpático en nariz ya que es un vino aromático donde percibimos los matices de la buena madera con recuerdos tostados y especiados como la canela, en perfecta armonía con las notas frutales -casi compotadas-, chocolate negro y minerales.  Inteligente en boca, porque es sabroso y con potencia contenida por su conseguido equilibrio y elegancia. Muy sabroso, invade la boca con golosas notas de fruta a las que acompañan puntas de hierbas aromáticas, toques tostados y de especias y muy largo final que deja un gran recuerdo en retronasal. Si a ello le sumamos que va bien de dinero, con una excelente relación calidad precio, no hay duda es todo un partido.

No hay pérdida, lo difícil es fallar con un vino como este, con el que disfrutarás de principio a fin. Saboreándolo bien solo o acompañando a platos de peso y contundencia, como carnes rojas a la parrilla, guisos, embutidos… le va bien lo que le eches. Lo habéis adivinado, es una de nuestras debilidades, aunque en cuanto a vinos, tenemos que reconocer que son muchas.