La miel, tan versátil como el ibuprofeno

Seguro que más de un millón de nosotros recuerda los consejos de la abuela o de cualquier otra octogenaria sin ningún vínculo sanguíneo, que parecen tener un archivo mental más nutrido que el de la CIA, con todos los remedios caseros posibles. Lo mismo saben cómo hacer desaparecer un dolor de muelas que curar el lupus, que tanto gusta al televisivo doctor House. En muchas de estas recetas milagrosas está presente un producto de gran valor, un ingrediente indispensable, el aceite de oliva del recetario saludable, y por supuesto la miel.

Miel de la Alcarria DOP

Miel de la Alcarria DOP

De todos es conocida la idoneidad de la miel como edulcorante natural. Es reivindicada por numerosas dietas como sustitutivo al azúcar refinado, que constituye un factor de riesgo de obesidad y diabetes, mientras que la miel reduce la acumulación de grasa en nuestro sistema circulatorio. De hecho una cucharada antes de abandonarse a Morfeo, hace quemar grasas durante nuestro sueño. Además al no fermentar en el  estómago y tratarse de un monosacárido que pasa de forma directa al flujo sanguíneo, evita el peligro de invasiones bacterianas, así como cualquier irritación de nuestro sistema digestivo, y no solo eso sino que contienen elementos –oligosacáridos- magníficos para la regeneración de la flora bacteriana y tener una salud digestiva a toda prueba.

Antes citábamos los remedios de “viejas” –en el sentido más cariñoso de la palabra- y no se nos escapa la miel como habitual remedio para la tos y los dolores de garganta, muy recomendado para los más jóvenes, sola o bien en fraternal compañía con limón y/o leche tibia. Constituyendo también un baluarte para nuestro sistema inmunológico.

En la antigüedad, también se utilizaba la miel por sus propiedades regenerativas de la piel y eran bastante habituales las mascarillas elaboradas con este producto. Y no solo para mantener la piel lozana como un/a veinteañero/a, sino que en momentos determinados puede ser utilizada como eficaz cicatrizante y antiséptico, ideal para quemaduras o picaduras de insectos. También posee vitaminas y antioxidantes lo que ralentiza el envejecimiento –solo tenéis que ver la abeja Maya que rondando los cuarenta y todavía parece una cría-.

Miel de Romero de La Alcarria DOP

Miel de Romero de La Alcarria DOP

Lo único contraproducente para nuestra salud que se nos ocurre es la desazón que nos produce la progresiva desaparición de colonias apícolas y sus apocalípticas consecuencias, pero no perdemos la esperanza en la pronta solución del problema. Por lo que no lo dudéis, terminar el día antes de ir a dormir con una cucharadita para que se os quede el tipo de modelo de pasarela; por la mañana, hacerla con un papel importante en el desayuno para cargarse de energía para el resto de la jornada y dejaros de extractos y complejos energizantes de farmacia, así que sin temor proveeros de un buen arsenal y que no falte en vuestras despensas,  y no hay que preocuparse por que si la almacenáis en buenas condiciones te durará más que la hipoteca.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>