Etapa 4 Pamplona (Cizur Menor)-Puente La Reina

Aunque las energías todavía no nos fallan, empezamos a presentar los primeros achaques en forma de ligeras molestias, de todas formas Agus se sigue mostrando intratable y como nos descuidemos se nos pasa de frenada y se nos cae al agua en Finisterre. Hemos pasado cuan Speedy González por las calles de Pamplona, aún así hemos disfrutado de su magnífico urbanismo y su histórica arquitectura. Sin chupinazo, corredores, borrachuzos –tanto guiris como nativos-, ni morlacos que sobrepasan la media tonelada, ayer la calle de Mercaderes o la de Estafeta no parecían las mismas.

uvas

Agus, esas uvas aún no están maduras para hacer vino

 

Agus nos cuenta cómo le ha ido el día: Hoy ha sido un día de contrastes, la etapa ha sido más corta que las anteriores: unas seis horas y media de Camino. Paisajes espectaculares, ya empiezan a ser más habituales los campos de trigo y los viñedos. Pero había una sorpresa, la subida al Alto del Perdón y la posterior bajada que han hecho bastante daño.

Hoy se nos ha unido al grupo Ignasi, un chico que viene de Barcelona, caminaba solo y ha decidido pasar la etapa con nosotros. Ha sido un día muy agradable, que hemos aprovechado a la altura de Obanos para hacer una “parada técnica”. En la terraza de uno de los bares más frecuentados nos hemos tomado un vino blanco y un buen queso de Roncal, ¡brutal!

Sí me estoy dando cuenta de que hoy ha sido una etapa clave, un momento que me habían avisado que iba a ocurrir: del resto me siento muy bien, pero el arco del pie izquierdo me ha dolido mucho durante gran parte de la jornada. Va a ser una prueba recuperarme y seguir avanzando. Espero que mañana sea más llevadero

El camino de Santiago, cruza en diagonal el territorio de la Comunidad Foral, nuestro audaz aventurero Xacobeo se ha ido aprovisionado en las primeras etapas con los ricos productos del de noroeste navarro. Más en el estómago que en la mochila, no por falta de ganas, pero hay que llevar ligero y apurar los pesos en el macuto que después va a repercutir en las piernas.  Aunque todas estas tierras son célebres por su magnífica huerta, ahora entramos en el territorio de jurisdicción del divino espárrago de Navarra. Un fruto elegante, de textura tierna, muy jugosa y sabrosa y lo que es muy apreciado, sin hebra alguna que martirice la garganta. Ahora entendemos el sospechoso y lascivo comportamiento del famoso horticultor del anuncio televisivo.

vino de la zona

Fue inevitable parar a probar el vino de la zona

Coincidente en lo que a territorio se refiere, también encontramos el  magnífico y personal aceite con Denominación de Origen Aceite de Navarra, elaborado con las variedades arroniz, empeltre y arbequina, de intensidad frutal media y un característico amargor y punto picante muy agradables, perfecto para su degustación en crudo.

esquema

Esquema de la etapa 4

No sabemos si la reconfortante visión que supone el puente de Gares, tendrá ese efecto y nuestro embajador “porprincipiante” optará por intercambiar experiencias con los peregrinos que vengan del Camino Aragonés o por el contrario le espoleará  y se mete otros cuantos kilómetros entre gemelos y cuádriceps, enfilando hacia La Rioja… quien sabe.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>