Etapa 30 Arzúa – Pedrouzo

Hemos recibido un aluvión de cartas, e-mails, telegramas, faxes y hasta señales de humo con respecto a la fotografía que acompañaba la entrada del pasado día 26. Etapa O’Cebreiro-Samos, en la que aparecía una imagen de nuestro admirado Agus disponiéndose a darse un chapuzón, o al menos refrescarse los castigados pies en una charquita del camino.

Un magnífico atardecer para despedir el penúltimo día de Camino.

Un magnífico atardecer para despedir el penúltimo día de Camino.

 

Esperábamos contestar a cientos de mozas, ávidas de mantener con él correspondencia formal para formar igualmente formales relaciones, pero tan solo una corresponde a ese tipo de interés y se trata de una jubilada que está internada en un geriátrico pamplonés. El resto conformaban un clamor popular, en contra del discutible gusto en la estética en ropa de baño de nuestro simpar corresponsal. Achacaremos este dislate estilístico al cansancio causado por los setecientos kilómetros recorridos y a todavía no haberse recuperado completamente las quemaduras de la estepa castellana. Animamos a toda persona, animal o cosa interesada en la citada relación por correspondencia cibernética –por el momento, quién sabe si en un futuro… así empezaron la a y el 0 y tuvieron a una arroba- que no desista en su empeño y nos haga llegar sus intenciones a nuestro blog.

Esquema etapa 30 - Arzúa - Pedrouzo

Esquema etapa 30 – Arzúa – Pedrouzo

De nuevo hemos tenido que decidir cómo íbamos a afrontar esta penúltima etapa, en las que nos han surgido varias opciones. Muchos osados –sobre todo los que no han empezado su peregrinaje desde Sant Jean Pied de Port , Irún o cualquier población de las que nos separen en estos momentos unos centenares de kilómetros- optan por hacer llegar esta penúltima etapa hasta Monte do Gozo, a apenas 5 km. de Santiago. El último hito antes de llegar ante el sepulcro de Santiago Apóstol, y donde se encontran multitud de peregrinos y así afrontar una más que relajada última etapa y entrar en triunfante en la capital coruñesa, como Alejandro Magno en Persia o Jesulín de Ubrique en el Victoria Secrets. Aunque las fuerzas no nos fallan, sin ser inmunes al cansancio, preferimos dividirlas y ponernos como meta Pedrouzo, a una veintena de kilómetros de nuestro destino final.

Últimos pasos acompañados de los bosques gallegos.

Últimos pasos acompañados de los bosques gallegos.

Nos encontramos en una encrucijada moral, no sucumbir ante la gula –aunque no han sido pocas las ocasiones en que nos ha tentado, y como mortales hemos caído como pobres chinches- o marcharnos de tierras gallegas sin probar un delicioso lacón, lo cual sería también pecado, y mortal de necesidad. El lacón gallego, goza de protección por Indicación Geográfica Protegida en toda la comunidad gallega, salvaguardando la cría de los benditos porcinos y la elaboración siempre dentro de región. Los cuartos delanteros de cerdos seleccionados, salados, secados y curados, constituyen uno de los pilares de la gastronomía tradicional gallega. Un delicioso y elegante fiambre, suave, fibroso, sabroso y con el punto gusto de sal. Magnífico disfrutarlo solo, acompañarlo con unos cachelos –patatas-, grelos cocidos y chorizo, un auténtico lujo; con un golpe en la plancha y nevado con un poco de pimienta; a la gallega tradicional con un chorro de buen aceite de oliva virgen y pimentón… Apenas podemos seguir escribiendo porque corremos el peligro que nuestra secreción salivar caiga sobre los teclados y causemos un estropicio.

 

Mañana llegamos a Santiago y desgraciadamente las obligaciones cotidianas y unos jefes muy poco comprensivos con esto del peregrinaje y, sobre todo, las vacaciones, nos impide llegar hasta Finisterre donde tampoco podríamos evitar el hincarle el diente a los sabrosísimos mejillones de Galicia. Uno de los soberbios frutos de las Rías, para deleitarse simplemente cocidos, en guiso o en conserva, y no os creáis que es una elaboración “menor”, ya que la industria conservera española una de las mejores del mundo y no hay muchos sitios donde se respete el sabor y las cualidades de este manjar como aquí.

Agus nos cuenta desde Pedrouzo: etapa fácil, qué bueno es tener el callo hecho… unos 20 kilómetros, disfrutando muchísimo. Y tengo q reconocer que más emocionado de lo que pensaba, tocar ya con la punta de los dedos la meta… Sigo con esa sensación de querer acabar y que no se acabe a la vez, voy a echar muchas cosas de menos.

Ha subido el nivel de la Estación...

Ha subido el nivel de la Estación…

Se nota cada vez los albergues con mucha más gente. La experiencia del Camino nos ha dado muchas cosas, entre ellas la capacidad de hacer otra Estación Espacial Internacional para conectar todos los cacharros electrónicos, la gente alucina.

Estamos deseando que amanezca para ponernos rumbo a Santiago, esta vez por último día y aparecer a las puertas de la Catedral.

Dormiremos bien sin tener la certeza de las sensaciones y sentimientos que nos van a inundar en la última etapa. Mañana conseguiremos la Compostela que nos hemos ganado a golpe de pasos y esfuerzo, y valoraremos como pocas cosas el último sello en nuestras credenciales del Camino, y más cuando lo más habitual en estos tiempos de resignación obligada es el sellar, pero las cartillas del paro, hay que j….

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>