Etapa 22 Astorga – Foncebadón

Tenemos entendido que casi ha sido necesaria la actuación de las fuerzas del orden locales, para convencer a nuestros enviados especiales que no establecieran un fuerte alrededor de las existencias de mantecadas de Astorga en el desayuno. La partida del albergue ha sido si cabe más penosa que en días anteriores. Todavía está presente en la memoria la visita de nuestro correo, Felipe “Strogoff” y del buen rato que hicieron pasar el queso y los embutidos, se ha corrido el riesgo que las tallas de las camisetas de Porprincipio se hubieran quedado obsoletas y habría que haber recurrido a alguna X más en sus etiquetas. También hemos comprobado con  asombro la capacidad olfativa de nuestros amigos norteamericanos que –dicen- han podido percibir el aroma de la cecina, el queso y el jamón a través del cartón de embalaje, el material protector y el envase al vacío, mucho nos tememos que se están “tirando el pisto” –y eso que estamos en la otra Castilla-. De ser cierto plantearía una más que seria competencia a los sabuesos del aeropuerto Kennedy.

Después de tantos días de campo abierto, un poco de bosque se agradece.

Después de tantos días de campo abierto, un poco de bosque se agradece.

Ya hemos pasado el puente de agosto y la festividad de la Asunción ya forma parte del recuerdo, en estos 775 kilómetros de Ruta, no se encuentran muchas diferencias entre días de diario, domingos o festivos, el silencio de los caminos facilita la reflexión al caminante y hace cambiar algunas prioridades y forma de afrontar las cosas, nada que no esté superado en los primeros compases del mes de septiembre y que un par de claxons no puedan arreglar.

Esquema etapa 22 - Astorga - Foncebadón

Esquema etapa 22 – Astorga – Foncebadón

Nos despedimos de Astorga, donde queda patente el genio del modernista arquitecto catalán Antoni Gaudí en su Palacio Episcopal y nos sumergimos en plena comarca maragata, de marcada tradición de arrieros y pastores, donde, a pesar que pudiera parecer estar hecho a medida, no encontramos respuesta al dicho popular “arrieritos somos y en el camino nos encontraremos” ya que, aunque nuestros peregrinos parecen estar como “mulos” –en el buen sentido- la camaradería en cada paso y a cada etapa es la tónica general. Procedemos a afrontar 26 kilómetros hasta Foncebadón en las laderas del Irago.

Agus apenas ha tenido cobertura para contarnos sus andanzas de hoy: Día en parte duro, casi toda la etapa en cuesta, hemos ascendido muchos metros. Pero vamos bastante rodados y no se nos ha hecho especialmente difícil.

Antes de ir a dormir, nos hemos metido entre pecho y espalda unos buenos trozos de carne y vino de la zona, que hay que recuperar fuerzas. Tengo un sueño, que dormiré como un saco de patatas hoy…

Otro amanecer en el Camino, la verdad es que no sabemos cuál ha sido más bonito.

Otro amanecer en el Camino, la verdad es que no sabemos cuál ha sido más bonito.

Entramos ya en un perfil de paisaje más acorde al Bierzo, con una igualmente magnífica riqueza de productos –vinos, pimientos, cecina…-  que trataremos con más profundidad cuando estemos en próximos días en tierras bercianas,  vamos a aprovechar que esta será la etapa que pasa más próxima a la provincia zamorana, para hacernos con un rico queso zamorano, elaborado con leche de oveja churra y merina, de los que podríamos calificar de medio-fuerte, para quienes no quieran disfrutar de un queso personal y con un riquísimo puntito picante.

Recién dejado el páramo leonés, recorriendo la Maragatería, rozando el Bierzo y tocando los montes de León ya casi nos parece percibir el aroma marino del océano Atlántico del que apenas nos separan 250 kilómetros… aunque viendo la capacidad olfativa de Bryan y Logan con la cecina, ya no sabemos que creer.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>