Etapa 20 León – San Martín del Camino

Aparece en escena uno de esos personajes que si bien no va a tener un papel muy largo, su irrupción en escena va a ser esencial para el desarrollo de la trama, y ese no es otro que Felipe. Con tan principesco nombre, no es de extrañar que estuviera destinado para él una misión tan relevante, pues él y solo él se ha encargado de la custodia y entrega a nuestro colaborador Agus, de una nueva equipación oficial (ya que la primera, en un levísimo contratiempo, quedó como víctima en el camino y, según nos han llegado algunos informes, sigue en los tendederos de un albergue palentino, esperando cuan Marco en espera de su madre, la vuelta del bueno de Agus –no estamos del todos seguros si no se planteará una nueva aventura de los Apeninos a los Andes-). Pero eso no es todo, si no que también les ha entregado de un nutrido lote de avituallamiento cañí: jamón de Huelva, queso Idiazábal y como homenaje a la zona, cecina de León, habíamos pensado en una bota de vino, lo que ha sido recibido con vítores por parte de nuestros amigos Logan y Bryan, pero por un desajuste en el protocolo, lo dejaremos para otra ocasión. Esperemos que para superar la decepción no se dediquen ahogarla en el Barrio Húmedo de León.

Parece que les ha gustado recibir el envío de ww.porprincipio.com

Parece que les ha gustado recibir el envío de ww.porprincipio.com

Parece que a Agus le ha hecho gracia eso de hacer las andaduras bajo cobijo de la luna, es posible que el pequeño lifting facial que el sol le hizo en uno de las anteriores etapas donde corrieron el peligro de pasificarse, como las uvas de los vinos generosos dulces andaluces, le ha llevado a adelantar las horas de partida y arropando a sus compañeros del albergue de peregrinos ha empezado su singladura diaria un par de horas antes del amanecer. Aun faltándonos la luz del día, dos de los principales edificios de la capital leonesa lucen realmente bellísimos, la Catedral y el Parador de Turismo, dos obras arquitectónicas realmente impresionantes, se encargan de darnos la perfecta despedida de León, por cuyas calles discurren los primeros pasos de esta etapa que tendrá como destino la localidad de San Martín del Camino. Destino elegido tras desechar el itinerario alternativo que nos llevaría a la población de Villar de Mazarife. Haremos bien en saborear estos atisbos de civilización pues buena parte de la etapa discurre por el páramo leonés con tramos sin signos de civilización.

Por las caras que ponen, el envío va a durar un suspiro en sus manos...

Por las caras que ponen, el envío va a durar un suspiro en sus manos…

Ya desde San Martín del Camino, Agus nos cuenta sus impresiones: Etapa fácil, han sido seis horas y media de Camino, pero sencillo de hacer. Nos ha pegado mucho calor, pero ya hemos debido desarrollar callo frente al sol ;).

Hemos llegado a un albergue estupendo, tiene un jardín con hamacas y todo. Perfecto para descansar un rato y después darle caña a los productos que nos habéis enviado… hemos sido buenos y nos hemos aguantado hasta llegar.

 

Han gustado mucho y nos lo hemos pasado muy bien compartiéndolos con el resto de peregrinos. Bryan y Logan se han vuelto adictos al jamón, una pena no poder enviarle a Estados Unidos, pero el resto de peregrinos europeos ya están apuntándose la web en favoritos.

Un abrazo fuerte.

Esquema etapa 20 León - San Martín del Camino

Esquema etapa 20 León – San Martín del Camino

De todas formas se afronta la etapa con una nueva perspectiva gracias a las viandas energéticas que les ha hecho llegar Felipe, el queso y los embutidos recibidos imprimen fuerzas adicionales, es curioso que hayamos decidido enviarles cecina de León en el avituallamiento cuando en este preciso momento están recorriendo la zona que ampara esta Indicación Geográfica Protegida. No se puede estar más seguro de la calidad de nuestros productos, así ni Agus, ni ninguno de sus acompañantes tendrá que tener la tesitura de elegir entre la oferta “in situ” y que le den gato por vaca –en ningún momento ponemos en duda la ética y legalidad de los comerciantes leoneses, sino la capacidad de nuestros colaboradores a la hora de elegir la mejor cecina-.

Está claro que a Bryan la Cecina de León le ha parecido un gran producto.

Está claro que a Bryan la Cecina de León le ha parecido un gran producto y mejor acompañado de un buen tinto.

La cecina es a trazo gordo, el jamón de ganado vacuno autóctono. Carne magra de magníficos y escogidas vacas que tras su perfilado, pasa unos procesos similares a los jamones y paletas porcinas, pero se ahuma antes del secado. Un embutido, que además de estar riquísimo, está libre de grasas y, eligiendo con un poco de tino, muy sabrosa y jugosa. Ese ahumado le da un sabor característico y peculiar que se puede disfrutar solo, aunque es sana costumbre acompañarlo con un chorrillo de aceite de oliva virgen extra y unas almendras tostadas. Delicioso.

Esperamos fervientemente que después de la “pitanza”, no se les pase por la cabeza el coger a Felipe como rehén y demandarnos nuevos envíos, aunque para ser honestos, se lo están ganando.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>