Etapa 19 Mansilla de las Mulas – León

Ha sido todo una experiencia la etapa nocturna que nos ha llevado a Mansilla de las Mulas. San Lorenzo, como si hubiera visto un lacrimógeno telefilme de esos que ponen en las televisiones a media tarde, se ha comportado como una magnífica plañidera y en la noche de ayer nos ha obsequiado con una lluvia de estrellas que ha sido una auténtica maravilla. También hemos rememorados años “mozos” ya que hemos llegado de madrugada al albergue y hemos tenido que hacer “amanecida” en sus puertas hasta la hora de apertura, eso sí sin la pertinente resaca.

¡¡Por fin en León!!

¡¡Por fin en León!!

 

Nuestra Patrulla X particular -X por Xacobea, no nos vaya a pedir copyright-, ha tenido todo un día para descansar y la etapa que afrontamos tampoco tiene un recorrido demasiado exigente.  Nos disponemos a realizar una de las que podíamos calificar de etapa de transición, hacia la cuarta capital del Camino de Santiago, que tiene como mayor recompensa la de disfrutar con la magnífica visión de su preciosa Catedral gótica. Algo menos de veinte kilómetros hasta llegar a sus pies, por una ruta monótona que discurre en su totalidad en paralelo a la carretera, con la que coincide en algunos puntos compartiendo cortos trayectos.

Nuestro amigo Felipe, en misión especial, entrega a Agus nuevas camisetas y una caja sopresa en León. ¡Gracias Felipe!

Nuestro amigo Felipe, en misión especial, entrega a Agus nuevas camisetas y una caja sopresa en León. ¡Gracias Felipe!

Nos cuenta Agus desde León: Hoy día muy fácil, pocos kilómetros, sólo 4 horas andando. Entrada a León, así que no de lo más bonito del Camino, pero nos esperaba la Catedral.

El arroz casi casi a punto.

El arroz casi casi a punto.

Hemos aprovechado, ya que hemos llegado sobre las 11:00h, para hacer turismo por León, ver monumentos y de paso, aunque no es muy típico de la zona, hacer una paella. Con arroz de Valencia por supuesto.

Además, ¡sorpresa! ha aparecido nuestro amigo Felipe, que venía desde Madrid para entregarnos nuevas camisetas y un paquete sorpresa de www.porprincipio.com ¿qué tendrá dentro? Sin abrirlo, Bryan y Logan han estado olfateándolo y nos da muy buena espina.

 

 

Nos hemos plantado en tierra de legumbres, estamos en las tierras de las riquísima alubias de La Bañeza-León, y no son solo una, sino que las podremos encontrar en cuatro “versiones” a cual más rica: la plancheta, una judía gordita y redondeada muy suave y blanca, muy mantecosa al paladar cuando está en su punto óptimo de cocción, una leve presión hace que se deshaga en la boca; la  riñón, con su característica forma, algo más compacta y firme, de magnífico sabor. La canela, algo más granulosa en la boca, muy mantecosa y que absorbe muy bien el sabor. Y por último las deliciosas judías pintas de León,  suaves y muy blandas, espectaculares guisadas con buenas piezas de carne y oreja de cerdo, o con ricas verduras para aligerar un poco el homenaje. Tiernas y suaves, es un alimento muy sano y si no se abusa de los condimentos que las acompañen en los guisos, pueden ser una magnífica opción para los más pequeños y los más vejetes que podrán dejar la dentadura postiza un poco en reposo –de nuevo enviamos nuestros más cordiales saludos a nuestro admirado Luis Aragonés-.

Esquema etapa 19 Mansilla de las Mulas - León

Esquema etapa 19 Mansilla de las Mulas – León

Son buenas tierras estas para la legumbre en general ya que acabamos de dejar el territorio acogido a la Indicación Geográfica Lenteja Pardina de Tierra de Campos, por lo que podemos asegurar que estamos en tierras de legumbres.

No queremos ser zafios, ni escatológicos, y esperamos como en casos de etapas anteriores hemos recomendado para otros magníficos productos, se moderen los peregrinos a la hora de disfrutar de estas auténticas joyas de la tierra. O las dejen para épocas de menos calor y para cuando estén libres de sus obligaciones peregrinatorias, no solo por la molestia que puede causar la andadura con el estómago a pleno rendimiento, sino a la hora de compartir literas, que ya con ciertos aromas personales y notas musicales en forma de ronquidos hay más que suficiente.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>