Etapa 17 Terradillos de los Templarios – Calzadilla de los Hermanillos

No han sido pocas las poblaciones en donde nos hemos encontrado más flechas que en una película del oeste, ya que algunos avezados comerciantes aprovechan el tránsito de peregrinos por su localidad y, en una “audaz” estrategia comercial, pintan las flechas indicativas perceptivas en el Camino para que, sospechosamente, discurra a la puerta de sus establecimientos. También la modernidad ha hecho que diversas etapas dispongan de un doble camino, uno discurre por su trazado histórico ancestral y otro por un recorrido alternativo, más adaptado, con mayor arbolado y más opciones de servicios para el caminante. Así el peregrino no se convierte en mártir antes de tiempo.

Bryan y Logan discutiendo si la etapa de hoy es llana o plana...

Bryan y Logan discutiendo si la etapa de hoy es llana o plana…

 

No sabemos si Agus empieza a sentir en sus carnes mortales su faceta más mística. Quizá ha encontrado su vocación y se dirige de cabeza a la Santidad o pretende optar a un puesto entre la curia, a pesar de ser uno de esos rarísimos especímenes en España (los llamados trabajadores y tener ya la vida ocupada). El caso es que ha optado por el trazado clásico, la llamada vía Trajana, que se caracteriza por ser suelo empedrado especialmente letal para las fascia plantar y no tener una mísera sombra que llevarte a la nuca. Ni cortos ni perezosos, nuestros amigos han dirigido sus pasos hacia la localidad de Calzadilla de los Hermanillos –también nos planteamos de dónde viene la afición en la zona de poner nombres interminables a las poblaciones, con lo que se ahorraría en señalización bautizándolos con nombre más cortos-.

Esquema etapa 17 Terradillos de los Templarios - Calzadilla de los Hermanillos

Esquema etapa 17 Terradillos de los Templarios – Calzadilla de los Hermanillos

Una etapa llana, con repechos que si bien no son reseñables, son algo puñeteros cuando las piernas empiezan a flojear, y sobre todo monótonos, lo que hace de esta una etapa especialmente larga. También cabe señalar que en esta etapa, abandonamos tierras palentinas para adentrarnos en territorio leonés,  y aunque seguimos en jurisdicción de la lenteja pardina de Tierra de Campos –que se extiende por las provincias de León, Palencia, Zamora y Valladolid- en esta ocasión vamos a hacer una mención a uno de los más suculentos platos de la tradición de la gastronomía castellana, el espectacular cocido maragato, cuyo mayor particularidad es que se sirve al contrario de los cocidos tradicionales, abriendo la “fiesta” con las carnes de ave, vacuno y cerdo y se cierra con la sopa. Para este suculento plato tenemos muy cercanas las tierras del garbanzo por excelencia, con los de Pedrosillo y los de Fuentesaúco. Aunque de diferente tamaño, mantecosos en boca y de un inigualable sabor, y que absorben magníficamente los sabores, haciendo de este un plato suculento.

Agus en la mitad del Camino. ¿La sonrisa es por ver lo que ha recorrido ya? ¿o por ver lo "cerca" que queda Santiago?

Agus en la mitad del Camino. ¿La sonrisa es por ver lo que ha recorrido ya? ¿o por ver lo “cerca” que queda Santiago?

Una vez duchado, que hoy hacía especialmente falta, Agus nos cuenta sus impresiones de la etapa: Calzadilla de los Hermanillos, todo en diminutivo, pero la etapa de pequeña ha tenido poco. El primer tramo, hasta Sahagún, ha sido coser y cantar, pero luego se ha vuelto duro en ligero ascenso continuado, parecía un desierto, ni una sombra donde cobijarse. Finalmente hemos hecho un tiempo de 8 horas.

Podría decir que satisfecho es una palabra que describe muy bien mi sensación, he tenido todo lo que esperaba del Camino. Ir superando el reto, al fin y al cabo hoy hemos pasado el centro geográfico del Camino, los momentos de tranquilidad andando uno solo, el compañerismo en otros momentos, los ratos duros, las bromas con las personas que te vas encontrando, realmente enriquecedor.

Incluso en los momentos duros se cumple una máxima del Camino: “el Camino proveerá”. Que tienes mucha sed y se te ha acabado el agua, de repente aparece una fuente. Que llegas con un hambre que te tiemblan las piernas, en el siguiente pueblo, por pequeño que parezca, encuentras un buen lugar para comer. Estoy encantado.

Qué buena sensación es mirar el amanecer y ver el Camino que ya hemos recorrido.

Qué buena sensación es mirar el amanecer y ver el Camino que ya hemos recorrido.

Esperamos que un plato tan potente como este le de energías extra a nuestro amigos Agus, ya que esta misma noche saldrá de nuevo al Camino, sin esperar el amanecer, para disfrutar de las Lágrimas de San Lorenzo. Esta lluvia de meteoros seguro que alegra el trayecto de la siguiente etapa, marcada por sus escasas poblaciones. ¡¡Disfrútalo mucho Agus!!.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>