Etapa 11 Belorado – San Juan de Ortega (Agés)

Cuando quedan algo más de quinientos kilómetros hasta nuestro destino en Santiago de Compostela, procedemos a afrontar una difícil etapa. No podemos reprimir una sonrisa al oír, después de la leyenda del gallo y la gallina de la pasada etapa de Santo Domingo de la Calzada, la historia del patrono de la localidad de Belorado, San Vítores. Al parecer estuvo en sangrienta lucha contra el invasor musulmán, con la cabeza cercenada y sangrante bajo el brazo. Ahí es nada, está claro que en esta zona no se andaban con chiquitas. Ahora si nos parece poco los padeceres de nuestro amigo Agus y la planta de sus pies, ya felizmente superadas.

Ya en Castilla, el paisaje empieza a cambiar

Ya en Castilla, el paisaje empieza a cambiar

 

Esperamos que nuestro grupo no pase las dificultades del santo burgalés, pero este periplo, además de caracterizarse por una constante subida, que en algún tramo es especialmente complicada, también se caracteriza por tener buena parte del recorrido muy pegado al trazado de la nacional, con los peligros que ello conlleva.

Agus nos cuenta sus sensaciones del día: Hoy buena etapa, y larguita. Pero me siento con fuerzas y en el último momento hemos decidido hacer unos kilómetros mas, dejar atrás San Juan de Ortega y seguir hasta Agés. Así mañana llegaremos más descansados a Burgos. Además hoy ha habido sorpresa, mis padres, de camino a sus vacaciones  en el norte han hecho un alto para verme y pasar un rato juntos, una gozada.

De momento no siento necesidad de emplear ninguno de los días que me he guardado para descansar, por si me veía flojo. De hecho, es probable que alargue las etapas entre Burgos y León, porque algunos compañeros van con los días justos y así seguiremos todos juntos hasta Santiago. Pero bueno, pasito a pasito.

Al llegar hemos descansado un poco y después a tomar unos vinos de la zona… ha acabado en cánticos, la verdad es que el ambiente es una pasada. ¡¡Mañana a Burgos!!

Esquema etapa 11 Belorado - San Juan de Ortega

Esquema etapa 11 Belorado – San Juan de Ortega

La localidad burgalesa de Belorado, con una bonita plaza mayor, con original arboleda y pórticos, nos despide y en las primeras estribaciones esperamos, además de para poder saciar la sed, para, según cuenta la leyenda para beneficiarnos de los milagrosos poderes revitalizantes de la fuente de Cuatro Caños de la parroquia de Villambista.

Por si esto no fuese efectivo –nosotros no vamos a ponerlo en duda-, si podemos citar que desde hace unos días recorremos tierras que poseen otro líquido revitalizante, tanto para el cuerpo como para el alma. Si hace pocos días nos encontrábamos en uno de los paraísos vitivinícolas, en tierras de los vinos de la Rioja, ahora nos movemos en territorios gran importancia en vinos, la zona amparada bajo la Denominación de Origen Ribera del Duero, donde hay referentes indispensables para todo buen aficionado –o persona de bien simplemente-.

San Juan de Ortega, quizá inspirado por el vino de Ribera del Duero, Agus decidió seguir adelante.

San Juan de Ortega, quizá inspirado por el vino de Ribera del Duero, Agus decidió seguir adelante.

En pocos sitios se pueden disfrutar de vinos tan elegantes y redondos como los elaborados en estas tierras, con la variedad tempranillo –aquí también denominada tinta del país- como protagonista estelar, y perfectamente arropado con secundarios de garantías, como las uvas garnachas o cabernets. Algunas de las bodegas más emblemáticas de la viticultura española se asientan aquí, esas que siempre aparecen en nuestro recuerdo, aunque en época de vacas flacas como esta se vuelvan inaccesibles. Pero hay todo en la viña ribereña del Señor y encontramos (y te traemos a casa) también soberbias propuestas de buenos vinos a mejor precio, que no disuelvan nuestro presupuesto mensual.

No nos ha sorprendido la seriedad de Agus a la hora de afrontar el recorrido del Camino. Y sabemos que esta ruta de peregrinos también tiene sus tentaciones, pero no podemos negar cierta preocupación por si una pequeña parada para disfrutar de los caldos ribereños, pueda hacer que nuestro grupo de aventureros se despiste por los bosques de la Sierra de San Millán. Tenemos confianza plena pero… por si acaso ponemos el teléfono de los “rurales” de la Guardia Civil entre los favoritos.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>