LA ALCACHOFA (Cultivo y recolección)

En PorPrincipio, procuramos ser rigurosos y mantenernos fieles a nuestro mundo: calidad, precio y conocimiento. Siguiendo esta última máxima, ponemos a vuestra disposición toda la información necesaria sobre la cosecha y recolección de los productos de nuestras tierras.

CajitaHuertaAlcachofa

Información Básica LaHuertaDePorPrincipio.com

Estad atentos y no os perdáis los próximos artículos, si es que os animáis a intentarlo en casa, aunque con la planta de esta semana no os lo aconsejamos ya que, la alcachofera puede llegar a medir hasta 2 metros de altura.

Lo que en teoría nos interesa a la hora de ponernos con las manos en la masa son las alcachofas, pero resulta que durante la época de griegos y romanos solamente se comían los tallos. No les interesaba las alcachofas, que son en realidad las yemas florales, es decir las flores a medio formar que se comen cuando están tiernas.

Alcachofas de Tudela PorPrincipio.com

Alcachofas de Tudela PorPrincipio.com

La planta es natural del este de África y las primeras referencias se encuentran grabadas en tumbas egipcias. Lo que necesitan para su óptimo crecimiento, es una país de clima cálido, en una tierra rica en nutrientes, bajo un buen grado de humedad y un drenaje conveniente que evite la aparición de hongos. Pero cuidado, porque un exceso de calor produce frutos de baja calidad. Aunque también el frío es su enemigo. De hecho, cuando la temperatura se aproxima a los 0 Grados Centígrados, las hojas exteriores del fruto se ponen negras aunque por dentro pueden estar buenas y todavía se pueden comer. Si las temperaturas son constantes por debajo de los -1 grados centígrados, el fruto se estropea e incluso puede matar la planta.

Las principales variedades de alcachofa son: Blanca de Tudela, Imperial Star, Orlando, Emerald, Green Globe y Talpiot. Por supuesto, nosotros recomendamos la Blanca de Tudela, no sólo por ser la variedad que lingüísticamente tiene más sentido, sino por la calidad y frescura de sus alcachofas, con hojas prietas pero con un cierto movimiento. Y, desde luego, un sabor exquisito.

Lo mejor es reproducirla a partir de chupones que las plantas adultas producen; estos se deben extraer entre los meses de marzo y abril. A pesar de ser una planta fácil de cultivar, necesita mucho espacio para producir frutos.

En el caso de la Alcachofa de Tudela, las plantas sólo pueden provenir de viveros autorizados. Si se van a vender en fresco, el cultivo permitido es anual, arrancándose las plantas al final de la temporada. Si se van a emplear para conservas se permiten plantas de dos años de edad como máximo.

Mapa Zona Cultivo

Mapa Zona Cultivo

La época de recolección se extiende desde finales de febrero hasta junio. La recogida se hace de forma manual y se escogen aquellas alcachofas que hayan madurado pero que aún conserven las escamas juntas.

Si las compráis frescas, la mejor manera de comprobar si están frescas es apretar la zona ancha donde va enganchado el rabito y acercarlas al oído. Si crujen, es el momento ideal para cortarlas.

Pelarlas lleva un poco de trabajo, además, una vez cortada, la alcachofa se oxida con facilidad y se pone negra. Para evitarlo, se suele recomendar mantenerla sumergida en agua con zumo de limón, pero le estamos dando sabor a limón. Una buena opción es sustituir el limón por unas ramas de perejil fresco picado. O si no comprar estas alcachofas de Tudela en conserva.

Adelante valientes, que como os descuidéis se os pasa la época de plantar vuestras alcachofas.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>