Atrévete a descubrir nuevos vinos

POKER-AUDAZ-blogVamos a ser sinceros, y que se abstengan a votar paisanos de la zona o familiares o amigos de bodegueros implicados. ¿A cuántos de vosotros se os ocurriría pedir en una cena o saliendo a tomar unos vinos un tinto mencía de Valdeorras?. ¿Cuántos tendrían como primera opción en los lineales del supermercado de rigor, un monastrell alicantino?. ¿Cuántos le preguntaríais  al tendero del barrio por un buen Utiel-Requena para llevarse a casa?. Y comprendemos de corazón que en estos tiempos de bolsillos vacíos, prefiráis apostar a tiro seguro  y asegurar demandando una propuesta procedente de las más “tradicionales” denominaciones de origen –aunque debemos señalar que en muchas ocasiones es a pieza equivocada o a una pieza menor-.

Tampoco es de extrañar, dado el más de centenar de denominaciones geográficas salpicadas por todo el territorio nacional, que sea humanamente imposible no se escapen bastantes de las nuevas propuestas que surgen cada año, incluso a los más aficionados. Menos mal que siempre hay algún gurú, o sabio mediático del tema, que gracias a algún descubrimiento ocasional, levanta la perdiz. Y presenta al mundo una etiqueta que muchas veces, se vuelve a perder en el olvido pasado cierto tiempo.

No nos vamos a poner a la altura de estos jedís vitivinícolas, pero estamos en disposición de ofreceros cuatro pequeñas joyitas –por no ser especialmente conocidas, al estar acogidas a denominaciones de origen de menos renombre comercial o estar elaborados con variedades de uva menos habituales-. Tenemos la seguridad de que os van a ser la mar de interesantes, por su singularidad, y os llevará a dar rienda suelta a vuestra audacia vinícola y os atreveréis a asumir ciertos riesgos –siempre controlados- en próximas elecciones.

Además de disfrutar de un gran vino, con estas pequeñas explicaciones, el proponer una elección diferente a las habituales. Lo que aderezado con vuestro encanto personal dejaréis boquiabiertos a vuestros allegados.

ALAN DE VAL MENCÍA (DO VALDEORRAS):

Alan de Val Mencía DO Valdeorras

Alan de Val Mencía DO Valdeorras

Cuando hablamos de vino gallego, de forma casi mecánica nos vienen a la cabeza los frescos y espectaculares blancos albariños, ribeiros y godellos, casi relegando al cajón del  olvido a los tintos de la región que se limitan a un consumo esencialmente local. Ribeira Sacra y Valdeorras presentan propuestas de este tipo la mar de interesantes. Alan de Val es una pequeña bodega familiar con apenas una veintena de años desde su fundación nos brinda un sabroso joven monovarietal de la uva mencía, que destila sensaciones frutales y florales –violetas- por los cuatro costados. Alegre y potente en boca aunque no muy persistente y con un cierto punto alcohólico y ligero amargor a final de boca muy agradables. Nos suele recordar la sensación de morder un jugoso melocotón rojo maduro.

 

SERRAS DEL PRIORAT (DO PRIORAT)

Serras de Priorat DO Priorat

Serras de Priorat DO Priorat

Durante años las propuestas que nos han llegado del Priorat, eran como algunos deportivos de superlujo, que destilaban calidad a raudales pero que eran difíciles de manejar, en este caso por su potencia y calidez. Clos Figueras es una de las bodegas que mejor ha sabido volver a canalizar todo el potencial del Priorat, elaborando una corta pero selecta gama de vinos exquisitos, sin renunciar ni perder la soberbia personalidad de la zona. Un vino de gran elegancia, conjuntado con maestría que presenta la característica mineralidad de los vinos de esta D.O. Con unas magníficas sensaciones balsámicas y alcohólicas perfectamente integradas y que redondean un soberbio vino que presenta una asombrosa frescura y persistencia.

 

VERA DE ESTENAS (DO UTIEL-REQUENA):

Vera de Estenas DO: Utiel-Requena

Vera de Estenas DO: Utiel-Requena

Tres cuartos de la superficie del viñedo de la D.O. Utiel-Requena corresponde a la variedad bobal, una variedad recia y resistente, pero difícil por otro lado al no tener una maduración regular. En los últimos años pequeños productores han impulsado las elaboraciones con esta uva, hasta entonces abocada al granel, con la elaboración de vinos más interesantes y cuidados. Una de las más destacadas es Vera de Estenas que además representa una de la firmas con mayor inquietud a la hora de elaborar con otras variedades foráneas. Fruto de esta inquietud elaboran este multivarietal madurado en barrica, donde la citada uva autóctona se complementa a la perfección con cabernet, merlot y tempranillo para formar un vino equilibrado y goloso, con el toque preciso de madera.

 

Gran peso de fruta con una ligera punta licorosa muy agradable. Las notas balsámicas y de frutas silvestres finalizan el largo retrogusto, muy fresco y con conseguidas y ligeras notas tostadas. Como curiosidad apuntaremos que cada variedad se vinifica por separado, es decir a grandes rasgos, se hacen cuatro vinos monovarietales de forma independiente para posteriormente hacer el ensamblaje final, dejándolo redondo.

CASTAÑO MONASTRELL (DO YECLA):

Castaño Monastrell DO Yecla

Castaño Monastrell DO Yecla

Viajando hacia el sur, llegamos a Yecla, y haremos mención de una bodega de contrastado renombre para los aficionados del vino, Bodegas Castaño. Una de las históricas, con alabadas propuestas en el mercado en sus más de cuarenta años en el mercado. Lógicamente esta experiencia se ve reflejada en unos conseguidos vinos y en una maestría como pocas a la hora del tratamiento de la uva monastrell. Una uva que cuando se elabora a conciencia y con criterio, se cristaliza en unos elagantes y sabrosos vinos.

Este joven monastrell, también tiene una elaboración peculiar. Un cuarto del mosto con la que se elabora realiza una maceración carbónica, esto es, que se inicia dentro de la uva cuando esta está todavía íntegra –interesante proceso que trataremos con más calma en una próxima entrada del blog-. Suele dar unas características muy particulares, como cierta y ligerísima sensación chispeante, una extraordinaria potencia frutal, un grato recuerdos lácteos y de natas, y unos aromas florales, a violetas, para quitar el sentido. Un vino sabroso y con una personal aspereza que le confiere una identificable personalidad.

Como buenos vinos jóvenes, tienen en común la energía, la frescura, la alegría y sobre todo, la fruta. Agradecerán ser disfrutados quizá algún grado por debajo de la temperatura aconsejada por los expertos para los tintos, aunque con cuidado de no pasarse ya que cuanto más fríos se consuman, se harán más patentes la rugosidad y aspereza intrínseca generalmente a los vinos jóvenes.

Ahora solo queda sacarle punta y abrillantar la espiral al sacacorchos y a descorchar a discreción. Que no os pare una denominación de origen, una variedad, una crianza y a probar, a probar, que la experiencia es un buen camino hacia la sabiduría.

Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>